Préstamos online sin nómina ni aval

Muchas personas requieren de ayudas económicas y de créditos al momento. Los préstamos online sin nómina ni aval te ayudarán a obtener un crédito al momento.

Todo lo que hay que saber sobre préstamos online sin nómina ni aval

Los préstamos online sin nómina ni aval, en pocas palabras, son asignaciones crediticias sin exigencias mayores de garantías. Las entidades bancarias suelen realizar un proceso llamado “análisis de riesgo crediticio” antes de otorgar cualquier tipo de financiamiento. Esto contribuye a predecir el porcentaje de incumplimiento que pudiese manifestar la situación financiera de un cliente. Una de las técnicas para disminuir este riesgo es conceder préstamos con aval.

Dicho producto crediticio se otorga con la condición de que la persona autorice al banco cobrar la suma correspondiente a un supuesto impago que pueda producirse en el futuro. En este caso, la institución podría tomar un bien o acudir a un tercero que figure en el contrato como avalista.

Sin embargo, existen préstamos personales que no necesitan de una garantía. Cuando alguien pide un préstamo sin aval, solo es necesario realizar un examen de la capacidad de pago del cliente que incluye la revisión de su historial crediticio. Además de ello se deben reunir los siguientes requisitos:

  • Ser residente de España.
  • Tener al menos 18 años de edad.
  • Figurar como titular de una cuenta bancaria.
  • Presentar el documento de identidad vigente.
  • Poseer un correo electrónico y número de teléfono activo.

A estos se puede adicionar otro documento que se considere importante. También es preciso acotar que es posible acceder a uno de estos productos si no se cuenta con unas referencias crediticias perfectas. Los antecedentes son un factor determinante en sucesos de morosidad grave. De hecho, es común que las compañías ofrezcan préstamos con ASNEF. Empresas comokikster.com podrían ser parte de una excelente opción en esta materia.

¿Cómo puede afectar un préstamo sin aval?

Debido a que se trata de un sistema que no exige un respaldo, el cliente debe asumir el riesgo de contraer una deuda que supere su capacidad de pago. Los préstamos personales se han preparado para esto. El aval es un mecanismo que protege tanto al acreedor como al cliente de circunstancias inesperadas. Por tanto, el deudor está en una situación de cierta vulnerabilidad ante el compromiso que le espera.

A pesar de que se puede solicitar una prórroga para cancelar el financiamiento, tal procedimiento acarrearía intereses adicionales. Esto aumentaría las probabilidades de caer en un estado de mora que conduciría a aparecer en las listas de ASNEF. De manera que se aconseja llevar un control exhaustivo contemplando un plan alternativo que permita enmendar posibles infracciones con respecto al plazo de devolución.

Otro punto relevante es que los préstamos sin aval incluyen aquellos que no piden tener una cuenta nómina. Con frecuencia, esta modalidad resulta más costosa porque establecen un porcentaje de interés elevado. Por ende, es recomendable escoger períodos cortos de amortización, así se previene la acumulación de una deuda mayor a la calculada.

No obstante, la contratación de un servicio como este solicita demostrar la obtención de ingresos regulares aún si no se reflejan en la nómina bancaria. Incluso los créditos con ASNEF acuden a documentos que sirvan de comprobantes de solvencia en vista de que no se tiene ningún aval externo a ello. La confianza de la empresa está depositada en estos pequeños detalles que ayudan a calcular el riesgo crediticio a adquirir con determinado cliente.

¿Qué medios hay para un préstamo sin aval?

Préstamos sin aval online

Existen compañías de crédito en la web que ofrecen financiamiento sin aval llamados préstamos rápidos online. Los requerimientos que se deben presentar suelen ser pocos, por lo que el proceso de concesión es más inmediato. Lo que se solicita es haber cumplido la mayoría de edad, el documento de identidad y un registro de ingresos válido.

En principio, solo se pide el llenado de un formulario donde el cliente tiene que colocar la intención del dinero que va a recibir. Luego el sistema envía un código al dispositivo móvil suministrado para validar que el cliente entiende los términos previos a la aprobación.

Una vez cargados los papeles solicitados, llegará un correo o mensaje con la respuesta del trámite en un lapso máximo de 48 horas. Dentro de estos, se añade una subcategoría compuesta por los créditos ASNEF urgentes, cuya respuesta se envía en un plazo más corto que no excede los 10 minutos.

Préstamos sin aval presenciales

Las entidades financieras físicas también crearon una categoría especializada en préstamos personales sin aval. Estos han sido ideados para cubrir circunstancias específicas, los más conocidos son los que se han denominado como préstamos al consumo. Estos últimos están hechos para proporcionar un capital suficiente con el fin de comprar bienes (un coche, un mueble, una moto).

Existe otra rama dedicada a financiar proyectos individuales diversos, por ejemplo, gastos de estudio, deudas médicas, ocio, etc. Para otorgarlos, el banco requiere que el solicitante sea mayor de edad, demostrar solvencia económica y cualquier documento que la entidad considere fundamental.

Ventajas de préstamos sin aval

  • Pocos requisitos: los documentos con préstamos sin aval que debe reunir el cliente son de carácter básico. El papel que se sale de lo común es la constancia de solvencia económica. Aun así, se trata de un comprobante que la persona puede tener al alcance mediante unas facturas, recibos o algún archivo que justifique los ingresos.
  • Rapidez: debido a que los requerimientos son limitados, el trámite se realiza en menos tiempo. Después de que el solicitante entregue lo exigido por el acreedor, la respuesta se procesará en unas horas. El procedimiento online puede reducir este plazo a unos minutos, y luego de eso, los fondos serán transferidos de inmediato.
  • Sin garantías: el deudor no está obligado a arriesgar sus bienes o el dinero de un tercero para poder optar por este tipo de préstamos. Lo único que se pide como referencia es la capacidad de pago, pues el ingreso mensual debe rebasar la cantidad de los giros. En un segundo plano está el historial creditico que no siempre es determinante en la aprobación.
  • Fáciles de conseguir: es difícil que un préstamo sin aval sea negado porque las sumas disponibles son moderadas. Esto implica que el grueso de la población solicitante puede hacer frente a la deuda a menos que surja algún problema inesperado. Es por tal razón que el prestamista considera la garantía como un elemento sobrante para sus fines. De hecho, en la actualidad las compañías crediticias están ignorando el listado de ASNEF.