Préstamos online en el acto sin requisitos

Los préstamos online en el acto sin requisitos son trámites para créditos en línea, de pocos pasos, pocas exigencias y de asignaciones de dinero inmediatas.

1. Todo lo que hay que saber sobre préstamos online en el acto sin requisitos

Entre los métodos más adecuados para recibir dinero al instante están los préstamos online en el acto sin requisitos. Se trata de una vía de financiamiento que permite realizar todos los trámites correspondientes desde un dispositivo móvil o fijo, simplificando los pasos a seguir mediante herramientas tecnológicas.

Una de sus características es que entregan el monto aprobado prácticamente en el acto y sin demasiado papeleo. A través de este sistema la clientela puede acceder a importes completando un proceso que no consume un tiempo mayor a los 10 minutos. Consiste en operaciones de acción inmediata de asignación de dinero por conceptos específicos.

Por lo general, con este tipo de créditos online, casi la totalidad de las compañías de préstamos siguen la misma manera de ejecutar la solicitud. Esto se debe a que generan una programación de otorgamiento muy sencilla con la finalidad de que la persona pueda obtener su dinero al momento.

Se debe tener en cuenta que, para esta clase de préstamos, aplican el TIN y el TAE que son aspectos financieros fijados por el Banco de España y otros países del mundo. El primero corresponde al Tipo de Interés Nominal, y es un interés fijo concertado por el tiempo que el dinero no va a estar disponible para el acreedor.

Por su parte, el TAE, o Tasa Anual Equivalente, es también un interés que se calcula tomando en consideración la frecuencia de los pagos, las comisiones por amortización y otros gastos de operación. Es importante poner atención a ambos factores puesto que pudiesen aumentar el importe final de forma significativa dependiendo del préstamo.

2. Tipos de préstamos online disponibles

  1. Préstamos personales online: están diseñados para que el cliente reciba el dinero solicitado en un lapso máximo de 48 horas. Los préstamos personales tienen la particularidad de conceder sumas de dinero medianamente sustanciales. La mayoría ha fijado un límite de 10.000 euros para devolver en 3 o 5 años o tan solo meses. Los requisitos exigidos son sencillos. Sin embargo, el porcentaje de TAE es mayor que el convenido por las entidades bancarias.
  2. Créditos rápidos online: son aquellos ofrecidos solo a los particulares y suelen conceder cifras pequeñas establecidas entre los 1000 y 2000 euros. Con frecuencia, las compañías los presentan como una modalidad que requiere de pocos o ningún documento. Además, los créditos rápidos son instantáneos, pero con unos intereses de prórroga elevados.
  3. Microcréditos online: consiste en un tipo de financiamiento que fija una suma inferior a la de los ya mencionados. Los importes disponibles descienden los 900 euros. Asimismo, los plazos de retorno son muy cortos, siendo los 15 o 30 días el tope de amortización total de la deuda. La concesión solo tarda unos 10 o 15 minutos, tiempo en el cual los fondos son transferidos a la cuenta proporcionada.
  4. Créditos online por crowlending: son préstamos otorgados por pequeños acreedores de modo colectivo como si se tratase de una institución bancaria. Están dirigidos a personas, empresas o proyectos familiares que necesiten de un capital. Se puede acceder mediante plataformas de financiación participativa. Para comprobar su legalidad es preciso averiguar su estatus en la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

3. ¿Cómo son las modalidades de pago y cómo operan?

El funcionamiento de las páginas que ofrecen créditos online es similar en casi todos los sitios web. En la mayoría de los casos, la página pide completar un formulario que debe ser completado con datos básicos. Allí se exige que el usuario indique el objetivo del monto ingresado. Puede ser desde la reforma de un hogar o pago de cuentas médicas, hasta un viaje con motivo de ocio.

Luego, el sistema va a arrojar la cantidad mensual a pagar junto con la cifra total adeudada. La respuesta a la solicitud es enviada por el correo electrónico o teléfono suministrado. Una vez realizados estos pasos, la empresa pide la modalidad de pago con el objetivo de hacer el traspaso del dinero y acordar los pagos de las cuotas convenidas. Entre las vías válidas para ello están las siguientes:

  • Pago con tarjeta de débito: cuando el importe ha sido aprobado el cliente posee una cuenta dentro de la página. Por tanto, puede ingresar a un apartado llamado “área de cliente” en donde se debe ingresar el número de la tarjeta de débito. El sistema cobrará automáticamente los pagos de cada mes sin que la persona tenga que repetir el procedimiento. La operación se ejecuta de forma inmediata.
  • Pago por transferencia bancaria: la compañía suministra varios números de cuenta a los que pueden ser realizadas las amortizaciones correspondientes. Las transferencias se tardan entre 24 y 48 horas, por lo que, si el usuario desea pedir un nuevo préstamo, debe esperar el mismo lapso de tiempo para hacerlo.

4. Ventajas de los préstamos online

Los préstamos personales, en todas sus modalidades, son una solución interesante. Tienen amplios beneficios que puedes aprovechar como lo son:

  • Solo necesitas el documento de identidad: los préstamos rápidos entregados a través de la modalidad online no requieren de ningún papel que sustente los ingresos mensuales. Esta característica le confiere la velocidad de aprobación requerida por el cliente a la hora de realizar la solicitud.
  • Ideal para cubrir circunstancias urgentes: debido a la rapidez de respuesta y transferencia, son útiles para solventar situaciones en las que se necesite de liquidez inmediata. En líneas generales, los préstamos en línea no exceden un tiempo de aprobación de 48 horas. El importe se entrega en un lapso menor a los 60 minutos.
  • Variedad en métodos de pago: para amortizar la deuda se brindan alternativas cómodas para el usuario. Con la modalidad de las tarjetas de débito, la persona puede despreocuparse por olvidar pagar los giros mensuales. Aunado a ello, la transferencia bancaria se puede realizar desde casa de modo rápido y sencillo.
  • Amplitud en los productos crediticios: en comparación con el catálogo de las entidades bancarias, las empresas virtuales poseen gran diversidad en sus servicios de financiamiento. Esto deriva de la flexibilidad de sus políticas, las cuales permiten ampliar el panorama para los clientes, adaptándose así a distintas aplicaciones.
  • Intereses bajos: las empresas en línea compiten con las físicas principalmente por el porcentaje de sus intereses. En el caso de los préstamos cortos a veces son inexistentes, con respecto a los más largos, se establece una tasa cómoda e invariable. Solo se corre el riesgo de aumento cuando la persona cae en mora.